Piojo Rojo - Plaga

Piojo Rojo (Aonidiella auranti)

El piojo rojo de California (Aonidiella aurantii) es una especie de insecto hemíptero de la familia Diaspididae.
Es una de las principales plagas que afecta a los cítricos en España y otros países del mundo. El piojo rojo de California (Aonidiella aurantii) es una especie de insecto hemíptero de la familia Diaspididae. Es una de las principales plagas que afecta a los cítricos en...

El piojo rojo de California (Aonidiella aurantii) es una especie de insecto hemíptero de la familia Diaspididae.
Es una de las principales plagas que afecta a los cítricos en España y otros países del mundo. El piojo rojo de California (Aonidiella aurantii) es una especie de insecto hemíptero de la familia Diaspididae. Es una de las principales plagas que afecta a los cítricos en España y otros países del mundo.

Los daños pueden ser directos, ya que este insecto se alimenta de la savia del árbol, lo cual produce un debilitamiento general. Y también son muy importantes los daños estéticos que se producen al situarse sobre la piel de los frutos esta cochinillas, lo cual hace que se deprecien enormemente.


Aonidiella aurantii es originaria del sudeste asiático desde donde se ha extendido a todas las zonas citrícolas del mundo.

Es una especie polífaga, ataca preferentemente a los cítricos sobre todo al limón y naranja. Pero también se puede encontrar en la higuera, almendro, algarrobo, manzano, ciruelo, níspero, viña, etc. y sobre algunas plantas ornamentales como el aligustre, pittosporum, rosal, hiedra, etc.
Esta cochinilla se desarrolla sobre las ramas, tronco, hojas y frutos.

Es una especie biparental y vivípara. Los machos mudan cuatro veces mientras que las hembras tan sólo dos veces. Las hembras fecundadas producen entre 100 y 150 ninfas móviles que se fijan en hojas, ramas y frutos donde se desarrollan hasta alcanzar el estado adulto. Los machos son alados y viven alrededor de 6 horas. El número de generaciones por año varía entre tres y cuatro siendo éste último caso propio de otoños muy cálidos. La primera generación se produce entre mayo y junio, la segunda a finales de julio y la tercera en septiembre.

Los daños pueden ser directos, ya que este insecto se alimenta de la savia del árbol, lo cual produce un debilitamiento general. Y también son muy importantes los daños estéticos que se producen al situarse sobre la piel de los frutos esta cochinillas, lo cual hace que se deprecien enormemente.