<
Volver

Trips de las flores y virus del bronceado del tomato

Provincia: Almería

Inicio: 17/12/2018

Estado: NO ACTIVA

Plaga:Trips de flores y virus del bronceado

Cultivo:Tomate

Fuente: RAIF


Una de las plagas más importantes durante esta campaña en el cultivo de tomate, está siendo el trips (Frankliniella occidentalis), por ser transmisor del virus del bronceado. En estos momentos se está observando presencia de la plaga en 1 de cada 17 plantas (1 de cada 55 plantas en el mismo periodo la campaña anterior). Con respecto al virus del bronceado se han detectado síntomas en 1 de cada 29 plantas (prácticamente cero en la anterior campaña en el mismo periodo).

El modo de transmisión es del tipo persistente. A menudo los vectores lo retienen durante toda su vida. El virus lo adquieren las larvas de trips, pero no los adultos, siendo estos últimos los encargados de transmitirlo.  Experimentalmente se transmite por inoculación mecánica en la savia.

Los síntomas se muestran en las hojas apicales, sobre las que aparecen manchas redondeadas cloróticas que se vuelven de color bronceado y se necrosan. También se produce recurvado del eje principal de las hojas hacia abajo y asimetría del foliolo. Su color se torna azul violeta.

En el brote se puede llegar a producir arrepollamiento y el crecimiento de la planta se ve reducido, produciendo enanismo. Si la planta infectada es joven puede llegar a morir. Si la infección se produce antes de la floración, no se forma ningún fruto, pero si ya están formados, la infección les causa reducción de tamaño, áreas de color rojo claro o amarillo, o incluso manchas circulares en relieve.

Como medidas preventivas y culturales están las siguientes:

  • Utilizar material vegetal sano procedente de viveros o semilleros autorizados. El Pasaporte Fitosanitario debe conservarse durante un año.
  • No asociar cultivos en la misma parcela.
  • No abandonar los cultivos al final del ciclo.
  • Distanciar en el tiempo la realización de la nueva plantación.
  • Usar variedades resistentes o tolerantes, cuando existan.
  • Realizar rotaciones de cultivos.
  • En caso de que utilizar semillas para ensayos, éstas deben estar perfectamente identificadas y conservar la documentación durante un año.
  • Arrancar y eliminar inmediatamente las plantas afectadas por el virus y las colindantes, al inicio de los síntomas.
  • Realizar tratamientos con productos fitosanitarios específicos contra el vector antes de retirar los restos vegetales de la parcela. Eliminar las plantas mediante transporte en camiones o contenedores cerrados a los centros de tratamiento de residuos vegetales.



Subir