<
Volver

Botritis en fresa, situación actual y previsiones

Provincia: Jaén

Inicio: 01/03/2018

Estado: NO ACTIVA

Plaga:Botrytis Cinerea (Podredumbre Gris)

Cultivo:Fresales

Fuente: RAIF


Las condiciones en esta época del año son, desde el punto de vista climático, favorables para la podredumbre gris (Botrytis cinerea en fruto. La mayor o menor incidencia dependerá de varios factores, entre ellos: meteorología acontecida, variedades, densidad de plantación y estado de la cubierta del invernadero. Se aconseja, por tanto, prestar atención sobre esta enfermedad especialmente en periodos de lluvia, elevada humedad relativa y temperaturas suaves, teniendo en cuenta que existen variedades más susceptibles que otras, que una densidad de plantación elevada perjudica la aireación de las plantas y que una cubierta de plástico que no gestione correctamente la luz puede provocar un crecimiento excesivo del follaje con el consiguiente aumento de la humedad relativa en el entorno de frutos y flores.

 

Situación actual campaña 2017-18: Las temperaturas registradas en el interior de los túneles durante los meses de enero y febrero, con una media en torno a los 12ºC, han condicionado a la baja, de manera generalizada, el ritmo de producción de los frutos y la maduración de éstos, lo que ha permitido una rápida recolección, no dando tiempo a pudriciones en el lomo. Por tanto, aunque la humedad ambiente ha sido moderada durante todo este periodo, el factor temperatura ha mantenido bajo el porcentaje de parcelas con presencia, en torno al 35%, siendo el nivel de intensidad de ataque en éstas leve. Recordar que hace un año, con temperaturas ligeramente más elevadas, los frecuentes días con precipitaciones durante el mes de febrero ocasionaron la aparición de daños de botritis en un 75% de parcelas.

Previsión meteorológica: Para los próximos días, incluso más allá del 5 de marzo, se prevén cielos cubiertos con lluvia y temperaturas máximas en torno a los 19ºC. Condiciones que mantienen elevado el riesgo de desarrollo de botritis, por lo que se recomienda el monitoreo de esta enfermedad permanentemente.

Finalmente, señalar que esta enfermedad suele iniciarse en la zona de contacto del cáliz y el fruto, por lo que una buena ventilación de los túneles, junto con la retirada de frutos afectados de la parcela, son medidas que disminuyen el riesgo de desarrollo de esta enfermedad y su inóculo. Especial atención a pétalos pegados en los frutitos donde se puede iniciar la infección, en este caso el soplado de los lomos es una técnica beneficiosa que además disminuye la malformación de frutos. En el caso de recurrir a su control químico, evitar el uso exclusivo y prolongado de fungicidas con un mismo mecanismo de acciónpara evitar el desarrollo de resistencias.



Subir